Sobre Un “Biopic”

Galardonada este año con el Premio Óscar por el Mejor Guion Adaptado y nominada como Mejor Película por los Globos de Oro, los Premios BAFTA o Critics Choice Awards, The Imitation Game (conocida como Descifrando Enigma en España) ha sido tachada por los críticos de un arribismo incesante hacia las más prestigiosas condecoraciones; sin embargo, aún es posible sacar punta a este “biopic” sobre uno de los padres de las ciencias computacionales.

Se trata, en efecto, de un largometraje biográfico sobre el matemático, lógico y precursor de la informática, Alan Turing, basado en la novela de Andrew Hodges: Alan Turing: The Enigma. Con una vida convulsa, rápida y agitada, Turing ha sido reconocido post mórtem por descifrar el el código rotatorio de la máquina Enigma, empleada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial con el fin de enviar mensajes encriptados.

Alan Turing en 1930.

Alan Turing en 1930.

Es ciertamente interesante la contraposición de opiniones por la crítica: el carácter arribista que comentaba anteriormente se manifiesta, por ejemplo, en la cuidada escenificación, en los parajes elegidos, la iluminación… Una búsqueda desmedida en cada fotograma por una armonía que, en definitiva, da la sensación de una preocupación excesiva por detalles puramente formales.

Muchos articulistas han puesto en jaque que el noruego Morten Tyldum, director de la película, haya siquiera leído la novela que presuntamente le sirvió como base para la adaptación audiovisual. El propio biógrafo del matemático ha arremetido contra la película (así consta en un artículo de Daily Mail), alegando que se ha pervertido una vida fascinante: el protagonista ha degenerado en un carácter que no le corresponde, se le han vinculado relaciones amorosas que nunca sucedieron… Así, muchas de las críticas vertidas en Fotogramas siguen la misma línea, así como un interesante post en ElDiario.es, que comenta los seis errores garrafales del biopic.

La percepción maniquea de las intenciones de este film ha desembocado en que sean las instituciones y academias cinematográficas quienes se decanten por considerarla como un desgarrador tributo a un incomprendido héroe que fue injustamente castigado por una sociedad que, en efecto, no valoró sus descubrimientos. La crítica virtual sostiene, en cambio, sus incoherencias históricas y la perspectiva enajenada que ofrece la adaptación dirigida por Tyldum.

Lucía Ormaechea Grijalba

Anuncios