¿Qué hubiera sido de ellos sin Twitter y Facebook?

El tema de las adaptaciones literarias es muy recurrente en los medios sociales. Pero del mismo modo que lo es la moda, el deporte, el cine o la cocina. Existen un sin fin de cuentas y páginas sobre lo que es una adaptación, las mejores versiones nunca realizas, los últimos proyectos que hay en marcha y cuando verán la luz etc. Sin embargo, no es esto lo que más llama mi atención, puede ser que se deba a haber nacido ya en el era de los medios sociales y esto haga que sea menos impresionable ante la magnitud que presentan.

Lo que si que me resulta curioso es como las mega-producciones basadas en libros han conseguido lo que han conseguido gracias a los medios sociales. ¿Hubieran podido tener a millones de personas pendientes de todo lo que hacían si no los hubieran podido seguir a través de Facebook o Twitter?

Lo que quiero decir es que, por ejemplo, no podríamos hablar de fenómeno Crepúsculo, si los creadores de la saga no hubieran creado una ansia y avidez en los espectadores por nuevos contenidos, noticias y cualquier cosa relacionada con el tema, a través de una cuenta en Twitter. También cabe decir, que so solo los creadores o el encargado de marketing se valgan de este recurso: los mismo fans y seguidores crean sus propias cuentas, tanto en Twitter como en Facebook, para poder seguir y comentar juntos la saga.  Incluso han llegado a crear la posibilidad de que sean los propios usuarios los creadores de nuevas historias:

Otra gran producción es la de Los Juegos del Hambre, que también cuenta con una pagina en Facebook creada por sus seguidores, del mismo modo que tiene una pagina oficial en Twitter con casi sesenta millones de seguidores. Otro ejemplo de este fenómeno es la saga de Harry Potter, aunque un poco más antigua, cuenta con 72 141 393 me gusta en Facebook; y también tiene una cuenta en Twitter, cuenta incluso con un blog llamado Blog Howarts con su correspondiente cuenta de Twitter

Existen otras muchas más adaptaciones cinematográficas como la saga de Percy Jackson o Las Cronicas de Narnia , aunque menos conocidas, también se ajustan a este perfil. Hoy en día las grandes producciones, como las mencionadas entre otras muchas, han comprendido el potencial de los medios sociales y ya no las ven como un pasatiempo o un modo de ocio, sino como una herramienta más para sus negocios.

Ana Chueca Torres

Anuncios